Fan Musical - Página Principal

 

Biografía
Manolo García

    Manolo García García-Pérez nació el 19 de agosto de 1955 (nacido en Albacete, no en Barcelona). Era un chico de familia emigrante con una especial inquietud por la pintura. A la temprana edad de siete años y tras recibir su primera comunión, realiza sus primeras "performances" artísticas en la terraza del domicilio familiar. Manuel, adelantándose a su tiempo, empieza a combinar elementos procedentes de deshechos industriales y pinturas con los añorados y entrañables muñequitos que las prestigiosas empresas OMO, TUTU, PERSIL y ESE entre otras, distribuían entre los niños.

    En otras palabras, los muñecos evolucionaban sobre unos sencillos pero efectivos circuitos dibujados por el artista. Estas acciones tenían lugar en una terraza de unos seis metros cuadrados.

    Alrededor de los once años, Manolo descubre la fórmica. Con retales de este material procedentes de las industrias del barrio y cola de impacto, entra en una época abstracta en la que crea obras de dificilísima comprensión pero llenas de gracejo y simpatía. A los catorce años continúa entregado a la elaboración de su incomprensible obra experimentando con nuevas colas y materiales que consigue en una carpintería de su calle.

    Su consagración en el mundo de la plástica llegará de manos de un anuncio de "la Vanguardia"; en él se reclamaba con gran franqueza "pintor de cuadros al óleo". García entra a trabajar en un taller de la Verneda en el que se pintaban esas espectaculares cacerías de ciervos que decoraban los comedores de los hogares populares. Se convierte en un especialista en cielos y lagos; otro de sus compañeros pintaba los árboles y vegetación en general; un tercero pintaba rocas y casas; mientras un cuarto compañero daba vida a los cazadores, perros y ciervos de la escena. El proceso finalizaba con los últimos retoques y la firma por parte del maestro.

    Espoleado por sus éxitos como pintor de cielos y lagos, Manolo compra a plazos los tomos de "Dibujar es fácil". Con la brillante metodología que esta obra aporta a su técnica, empieza a realizar cuadros copiados de estampas de la virgen, cromos de futbolistas y, sobre todo, de postales alpinas. Se supone que ahí reside la razón por la cual algunos conocen ésta como su época alpina.

    A los diecisiete años entra de botones en una agencia de publicidad. Pronto pasa al estudio gráfico donde realiza su aprendizaje como diseñador gráfico. Simultáneamente, y demostrando una gran coherencia de pensamiento, estudia diseño gráfico en la "Escola darts aplicades i oficis artístics" de Barcelona.

    A los veintiún años, y debido a que por esos tiempos estaba ya introducido en el mundo de la música; García trabaja como diseñador para casas discográficas de dudosa reputación, en las que se realizan copias (covers) moderadamente legales de los discos de éxito. En seis años realiza más de 400 portadas de estos subproductos.

    Tras esta experiencia, decide establecerse por su cuenta como diseñador de juguetes y material escolar. Realiza esta pedagógica labor hasta que la música se convierte en su profesión y funda diferentes conjuntos de música moderadamente moderna.

    A partir de entonces, Manolo se convierte en pintor por placer. Pinta en los hoteles, mientras viaja, y en su casa, cuando no lo hace.

    Confiesa su pasión por los surrealistas, impresionistas y por los paisajistas catalanes de finales del XIX y principios del XX. 

    Los inicios musicales de Manuel García García-Pérez diseñador gráfico y pintor convertido en cantante se entremezclan con los de su pasión por la pintura, afición que no ha abandonado. Las orquestas de baile que todavía recorren los pueblos del país fueron la escuela en la que dio sus primeros pasos como músico; La primera de ellas llevaba por nombre Materia Gris; ahí fue donde hizo escuela y, tras haber pisado miles de escenarios, busca un proyecto propio. Se mueve durante año y medio para montar un grupo, hasta que conoce a Esteban Martín (el que después estuvo en Gabinete Caligari). Con él empieza a componer canciones, y así nacen Los Rápidos, un quinteto donde también militaban José Luis Pérez, Lluis Visiers y Antonio Fidel (se llamaron Los Rápidos porque consiguieron en sólo dos meses un contrato con EMI-Odeón). Y en noviembre de 1980 ya se encontraban grabando un disco. 

    Pese a la relativa repercusión del álbum, el grupo realizó 300 actuaciones entre 1980 y 1982. En sus conciertos se añadía un componente escénico que incluía explosión de televisores, uso de herramientas, mecanismos y otros elementos que potenciaban la dimensión de happening teatral de espectáculo. 

    Por otro lado, Quimi Portet Serdá (de Plana de Vic, Barcelona), a finales de los 70 ya estaba entre los componentes del grupo Kilimanjaro's. Posteriormente fue el promotor de The Dumpers, una formación hispano-australiana que funcionó durante 1979, hasta que puso en marcha su segundo grupo: Kul de Mandril. Entre sus actividades no estrictamente musicales se contaba también su participación como socio fundador de la compañía de teatro "La Troca" y del "Circo Sémola". 

    En la recta final de Los Rápidos fue cuando se produjo el inevitable encuentro entre Manolo y Quimi, en la localidad catalana de Hostalets de Bayanlá (1982). Enseguida congeniaron y no tardaron mucho tiempo en poner en marcha un proyecto común; Al principio aprovecharon el material más abominable de Los Rápidos y los tocaban en los locales diciendo que habían pasado a ser Los Burros. Después y antes de nada más, deciden fundar una compañía discográfica independiente, Discos Kriminales. Sacaron el single de "Kul de Mandril" y un montón de maquetas. Pero la cosa falló y dejaron la discográfica. 

    Al cabo de dos meses se centraron ya como Los Burros, que eran Jordi Vila (posteriormente batería de Loquillo), Antonio Fidel, Manolo y Quimi. Todavía no sabían si llamarse Los Burros, Los trogloditas, Los Hombres rana, Los pies de pato... Al final se repartieron los nombres y Jordi Vila se quedó con lo de Trogloditas. Y fue así como nacieron Los Burros en su formato definitivo que tampoco tuvieron problemas para conseguir un contrato discográfico, en este caso con Belter, aunque también esta vez la compañía, después de ficharlos, les prestó poca atención. Entre marzo y abril de 1983 se registro el único LP del grupo: Rebuznos de amor. Como ocurrió con el de Los Rápidos, alcanzó más fama cuando ya no existía, que en el momento de su aparición. Realizan unos 70 conciertos, e incluso hacen un video-clip de una de sus canciones: "No puedo más", y consiguen un premio especial de video-clips (Acevit) y que la RAI italiana lo adquiera. 

    Pero tenían que solucionar la situación delicada que atraviesan, con Belter entre dos aguas y el disco convertido en un fracaso comercial. Entonces deciden que ha llegado la hora del replanteamiento y del proyecto definitivo, y querían que el cambio se notara, pero sin aprovechar la reducida fama de Los Burros. Y así se gesta El Último de la Fila y lo primero que hacen es alzarse con el primer premio del concurso de maquetas de la revista Rock Spezial. Fueron las canciones "A cualquiera puede sucederle" y "Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor salta por la ventana", suficientes para convencer a un jurado que les brinda la posibilidad de grabar un LP con la multinacional Virgin. Sin embargo, ya habían comenzado a negociar con la independiente catalana PDI, y deciden serle fieles.

    El debut discográfico de El Ultimo De La Fila apareció en 1985 con tres singles y el LP titulado Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor salta por la ventana, que bastaron para que se hicieran un hueco en el panorama pop español. Treinta mil copias vendidas avalaron ese nuevo estilo sonoro peculiar. El aire aflamencado de la voz de Manolo y la guitarra española dan un tono fresco y novedoso a las canciones, que conecta sin dificultad con las evidentes raíces pop de ambos músicos. Dicho LP consiguió el premio al grupo revelación del 85 otorgado por el programa Diario Pop de Radio 3, uno de los más importantes del momento. 

    Sin embargo, todavía era un grupo minoritario, independiente, de cifras poco reseñables, y la confirmación definitiva de que la aventura tenía visos de ser duradera fue Enemigos de lo ajeno, su segundo LP. Lo grabaron en abril de 1986 y contó con el mismo equipo que grabó el primero. Apareció en mayo, alcanzando las 60.000 copias, un éxito mayúsculo entre los independientes españoles. La repercusión popular del grupo, reafirmada en directo, les permite realizar una gira en la que la audiencia media fue de 5000 personas, mientras que al final de año conseguían la práctica totalidad de premios otorgados por la crítica y el público, entre ellos los de la revista Rock de Lux, cuyos redactores y lectores estuvieron de acuerdo en que este había sido el mejor LP del 86 y El Ultimo De La Fila el grupo con mejor directo. Además, los lectores auparon "Insurrección" a la categoría de mejor canción del año. El triunfo había sido total. 

    PDI, la independiente catalana que tenía bajo contrato al grupo, era consciente del éxito y también que los dos primeros discos se habían vendido por la gran calidad de sus canciones y no precisamente por la brillantez de la grabación. Manolo y Quimi, también lo sabían y se encontraban en un momento dulce que les permitía exigir a su sello discográfico ciertas ventajas. De mutuo acuerdo, en 1987 se trasladaron a Londres para remezclar algunos de los mejores temas de los dos discos. El dúo dio nueva forma a temas como "El loco de la calle" o "Aviones plateados", que ganaron en consistencia y sonaron como deberían haberlo hecho desde el principio si los presupuestos de grabación lo hubieran permitido. El resultado salió al mercado en abril de 1987 bajo el título de Nuevas mezclas e incluyó una canción inédita: "¿Quién eres tú?". El nuevo álbum vendió 300.000 copias y lanzó de forma definitiva al grupo, que se embarcó en una nueva gira de seis meses por toda España de 65 actuaciones. 

    Algo más tarde llegaba la primera intentona internacional de la edición del disco en Sudamérica y los Estados Unidos. Pero el 87 todavía depararía más sorpresas. EMI, la compañía que fichó a Los Rápidos para después no brindarles el apoyo promocional adecuado, reeditó su único LP en una serie económica y agotó la tirada. Y Grabaciones Accidentales (GASA) se hizo con los derechos de Rebuznos de amor y lo volvió a publicar, en formato de doble LP. En él se incluía el trabajo completo grabado por Los Burros y además se añadía su segundo disco genéricamente titulado Jamón de burro donde convivían una nueva versión de "Huesos", algunas canciones inéditas regrabadas e incluso algún tema de Kul de Mandril. 

    Al mismo tiempo, Quimi Portet se descolgó con un álbum en solitario, editado por GASA y titulado "Persones estranyes", íntegramente compuesto por Quimi y coproducido por el propio Manolo. Pero el resultado y el número de discos vendidos no estuvieron a la altura de la discografía de El Ultimo De La Fila, fundamentalmente porque su disco estaba cantado en catalán en su totalidad. Lo que demostraba que la química de El Ultimo De La Fila es precisamente la simbiosis entre dos talentos distintos que se complementan a la perfección, pero que en solitario no ofrecen los mismos resultados, al menos en este caso.

    Con su último trabajo habían demostrado con creces que eran un grupo solvente a nivel de ventas, así que pudieron permitirse el lujo de grabar a su aire. PDI sabía que la joya que tenía en sus manos merecía buen trato, y el siguiente LP se graba en Francia. Estuvo listo en dos meses. Titulado Como la cabeza al sombrero y editado simultáneamente en España y Sudamérica. Sus ventas, que se esperaron altas, superaron cualquier previsión y alcanzaron las 400.000 copias. La nueva gira, que comienza el 1 de junio en Las Palmas, vuelve a superar a la anterior. En todos los conciertos lleno absoluto (en Barcelona, en septiembre, se presentaron ante 200.000 personas). El final de la primera parte del tour fue el 21 de octubre en Manresa. 

    Pero el momento culminante llega en 1988 cuando son invitados a participar en el concierto Pro Derechos Humanos ("Human Rights") organizado por Amnistía Internacional en Barcelona. Comparten cartel con Bruce Springsteen, Sting, Peter Gabriel, Tracy Chapman y Youssou N'Dour. Y es elegido acontecimiento del año por los lectores de Rock de Lux que además les había otorgado el mejor directo durante 1987 y 1988. También el festival Iberpop les reconoce como autores del disco del año y Manolo es elegido "Personalidad de 1988". La mastodóntica gira finaliza en febrero de 1989 con seis actuaciones seguidas. 

    Tras un descanso y un replanteamiento de futuro, El Ultimo De La Fila da por zanjada la relación con PDI y quiere encontrar un nuevo sello discográfico que satisfaga el posiblemente desmesurado crecimiento del grupo. 

    El 89 empieza con una actuación en Cannes; pero no es la única, realizan más salidas: Bourges (abril), Burdeos (noviembre), y Lyon y París (al final de año). La proyección internacional del grupo se afianza, además, con la edición de Como la cabeza al sombrero en Francia, Suecia, Noruega, Finlandia, Islandia y Dianmarca. Además El Ultimo De La Fila participó en el festival Ricard Live de París (marzo del 90), publicó Sara en formato single a través del sello "Play that beat", y se incluyó "Querida Milagros" en el recopilatorio "Stop The Army" editado en Suiza. 
El periplo internacional del grupo tiene una continuación lógica en Hispanoamérica, Manolo y Quimi se trasladan allí durante el verano para llevar a cabo una gira promocional con escalas en Méjico, Colombia, Argentina y Los Ángeles (ya antes habían actuado en Venezuela en un par de ocasiones). 

    Antes de cruzar el charco, El Ultimo De La Fila había comenzado a dar forma a su nuevo disco, que comenzaron a grabar en mayo y no terminarían hasta febrero de 1990 (el espacio de tiempo tan dilatado fue debido a la utilización de varios estudios). A finales de mayo sale a la venta como Nuevo pequeño catálogo de seres y estares y se coloca en el puesto número uno de la lista de ventas Afyve. Con este LP desvelan el secreto mejor guardado del reciente pop español y estrena nueva discográfica: Perro Records, un sello propio que distribuye y publica en el resto del mundo a través de la multinacional EMI. 

    Precisamente, el control que tienen ahora sobre su trabajo es una de las razones que impulsan al dúo a manifestar públicamente y a través de la acción directa de una de sus inquietudes más claras: la ecología. Si ya habían mostrado su compromiso con una entidad no gubernamental como Amnistía Internacional, en el nuevo álbum incluyen logotipos de Greenpeace y de la propia AI, más el de otras 18 organizaciones españolas en defensa de la naturaleza. 

    La gira de este LP comenzó el 12 de mayo de 1990 en Andorra y duró cinco meses, en los cuales más de 750.000 personas pudieron ver el directo del grupo. La empresa Dr Music se encargó de que todo el tour saliera sobre ruedas en los 75 conciertos ofrecidos. El proyecto en defensa de la naturaleza iniciado en el disco tuvo su traslación al directo, y en todas las actuaciones hubo diferentes puestos de venta de merchandising a través de los que se realizó la aportación económica. Por otra parte, el 6 de octubre tuvo lugar un concierto especialmente dedicado al tema en el Estadio Olímpico de Barcelona, al que acudieron 55.000 personas. Acompañaron al grupo los también catalanes Sopa de cabra y la veterana Tina Turner, con la que debieron hacer buenas migas, pues finalizaron el 90 teloneándola en Toulousse, Burdeos, París y Zurich. 

    Con todo ello, ya eran grandes estrellas del pop, pero estaban dispuestos a dar todavía más, y entre marzo y mayo del 91 se embarcan en una ampliación de la gira que les lleva hasta numerosas ciudades donde, por problemas de fechas, no habían podido tocar durante los meses anteriores, incluso Madrid repitió plato gracias al concierto conmemorativo del 25 aniversario de Cadena 40 Principales, celebrado en el Hipódromo de la Zarzuela (100.000 personas fueron testigos del espléndido momento de forma del grupo). Hasta la fecha habían vendido ya medio millón de discos (El Ultimo De La Fila recogió el premio en The World Music Awards correspondiente a España en 1990, que se entregan a los grupos más vendedores del año de cada país). 

    En plena vorágine de éxito inician una nueva acometida internacional que incluyó lugares como Francia, Alemania, Italia, Inglaterra, Austria, Suiza, y también lugares sudamericanos como Méjico, Argentina, Colombia y Venezuela. 

    Tras todo ello, ya era hora, por fin, de preparar el nuevo LP. Compusieron 24 canciones, de las cuáles 18 llegaron al estudio. Finalmente quedaron trece, entre todas conforman Astronomía razonable. Al grueso habitual de músicos se unió esta vez una serie de colaboradores que fueron fundamentales en los arreglos. La producción corrió a cargo de Quimi y David Tickle, que había trabajado anteriormente con Joe Cocker, Sting, The Police y U2, además de participar en grabaciones de Prince y Peter Gabriel. Precisamente Peter Gabriel es el dueño de los estudios Real World en Box (Inglaterra), donde se registró el disco. La grabación se prolonga durante mes y medio, y una vez terminado, la fecha de salida se establece en marzo de 1993. El LP permanece durante diez semanas en el número uno de las listas de ventas, un hecho sin precedentes nunca conseguido por grupo español alguno, y en un mes vende 240.00 copias. Además dicho álbum alcanza el disco de oro en Venezuela y Méjico. 

    A finales de febrero vuelven a la carretera. Con un montaje espectacular que incluye una escenografía especialmente diseñada para ellos por el grupo de teatro Els Comediants, recorren el país ofreciendo 99 conciertos, a los que asisten un millón de personas. Especial mención merecen los ocho días seguidos que actúan en Barcelona y los seis en Madrid, en ambos casos con todas las entradas agotadas semanas antes de las actuaciones. 

    Y 1994 fue para ellos un merecido año sabático. Deciden descansar y preparar su próximo álbum, que comenzó a grabarse durante las primeras fechas del año siguiente. Hay varios cambios, esta vez los estudios elegidos fueron Cosmonautica Comas en Barcelona, y el sello discográfico es Chrysalis (a través, como siempre, de Perro Records). Al final, el LP aparece en septiembre de 1995 con el nombre La rebelión de los hombres rana. Con las energías totalmente renovadas, el grupo comienza otra gira cuya primera fecha se adelanta incluso a la aparición del disco. Detalle que no importa, ya que, el 1 de septiembre en Reus, el aforo completo del Pabellón Olímpico Municipal está vendido. Y lo mismo ocurrirá con el siguiente, y el siguiente, y el siguiente... Para El Ultimo De La Fila ya no es sorpresa que se coloque el cartel de "No hay entradas" en todos y cada uno de sus conciertos. De hecho, y dado que las entradas para sus actuaciones en Madrid y Barcelona se agotan más de un mes antes de la celebración de las mismas, organizan nuevas visitas a finales de año para satisfacer la demanda de sus seguidores. 

    Conscientes del crecimiento de su público, Manolo y Quimi incluyen temas pertenecientes a sus catorce años de historia, abarcando incluso canciones firmadas por Los Rápidos y Los Burros. En cuanto a la escena, vuelven a trabajar con Els Comediants, con José Alegre como ingeniero de luces y con el pintor Miguel Brayda. 

    Después de todo ello y durante casi tres años sin noticias destacables acerca del grupo, quedan en el aire ciertas preguntas sin respuesta. Y finalmente hubo una respuesta, pero no resultó ser muy agradable. No habrá más discos, ni tampoco más directos.

    El 13 de enero de 1998, después de siete álbumes y tras un largo silencio del grupo, Manolo y Quimi ofrecieron una rueda de prensa en la que anunciaron su separación definitiva. Por lo que declararon, la separación llegó a causa de una falta muy grande de ilusión para seguir generando música al nivel de calidad que lo estaban haciendo. En definitiva, su escisión fue producto de su honestidad cómo músicos. Por supuesto su relación personal se mantuvo. Quedaron como dos buenos amigos.

    En fin, así fue como se despidió de sus seguidores uno de los grupos más representativos de la historia de la música pop española. 
"Los últimos siempre serán los primeros..."

    Los rumores sobre los motivos de la ruptura son diversos. La paternidad de Quimi le hizo optar por dedicar más tiempo a la familia. Esto suponía abandonar el directo. Manolo no podía dar este paso, (no concibe la música sin directo y, por qué no decirlo, los conciertos eran la principal fuente de ingresos del grupo) por lo que, tras un primer amago de retirada, decide preparar nuevo disco, Arena en los bolsillos, y recorrer el país haciendo vibrar nuevamente a sus incondicionales.

    El 4 de mayo de ese mismo año Manolo García lanzó su primer álbum en solitario bajo el nombre de Arena en los bolsillos, un disco compuesto íntegramente por Manolo (letra y música), en el que contaba con la colaboración especial de Pedro Javier González y Nacho Lesko, músicos habituales de El Último de la Fila.

    Arena en los bolsillos llegó en el momento adecuado. Los seguidores de El Último de la Fila ansiaban tener algún producto nuevo relacionado con sus ídolos. El disco se grabó en los estudios The Town House Studios (Londres) en los meses de febrero y marzo del 98. La producción del mismo estuvo a cargo de Manolo García, bajo el sello discográfico BMG y con la producción ejecutiva de Perro Records, etiqueta propiedad de García y Quimi Portet.

    Como en otras ocasiones fue el propio artista el que tomó todas las decisiones que tienen que ver con el disco. Desde la promoción hasta la gira y los singles. El éxito que consiguió con él no se lo podía ni esperar. Más de 700.000 copias vendidas y más de 90 conciertos por todo el país, a los que asistieron alrededor de 600.000 personas.

    También gracias a Arena en Los Bolsillos le llegaron los premios a Manolo García: Premio Ondas al Mejor artista en directo, dos Premios Amigo (al Mejor Solista Nacional y al Mejor Álbum) y tres Premios de la Música (Mejor Artista Pop, al Mejor Álbum y a la Mejor Producción Artística).

    El 5 de julio de 1999 se puso a la venta una caja de seis compactos que incluía los seis sencillos de Arena en los bolsillos, además de piezas grabadas en directo, rarezas musicales y fotos e ilustraciones inéditas. El álbum, del que se editaron 50.000 copias, incluía ilustraciones elaboradas por el propio García, que ejercía de pintor en su tiempo libre, así como fotografías inéditas, un póster y las letras de sus canciones. En uno de los discos que contenía esta caja aparecían dos grabaciones en directo de las canciones Prefiero el trapecio y Del bosque de tu alegría.

    El 14 de mayo de 2001 Manolo García volvió a la actualidad musical gracias a la publicación de su segundo y esperado álbum en solitario: Nunca el tiempo es perdido. El disco se grabó entre Avinyonet de Puigventós (Girona), Barcelona y París, y se mezclo en Los Ángeles (EE UU). El primer sencillo del mismo fue el corte que lo titulaba.

    Dos días después, comenzó en Málaga la gira de presentación del mismo. La banda que le acompañaba en el escenario estuvo formada por Juan Carlos García (batería, percusión y voces), Nacho Lesko (teclados y voces) -ambos con una larga trayectoria ya junto a Manolo-, Iñigo Goldaracena (bajo), Charly Sardà (batería y percusión), Eric de Wit (guitarras), Jordi Armengol (guitarras), Paco Heredia (guitarras), Mireia Lloret (violín) y María Asensio (violín).

    El catalán recorrió casi toda la geografía española presentando sus nuevas canciones en recintos de gran aforo. 72 conciertos y más de 500.000 asistentes en esos cinco meses, no era una mala cifra.

    El 26 de noviembre de 2001 Manolo volvió a triunfar en los Premios Amigo. Una ceremonia en la que compartió protagonismo con Manu Chao. García se alzó con los premios Mejor Solista Masculino Español y Mejor Álbum Español por Nunca el tiempo es perdido.

    Ante la demanda de más actuaciones, en diciembre de ese mismo año, comenzó otro tour más acústico que centró en teatros y locales de menor capacidad. Ésta se alargó hasta febrero de 2002.

    El 10 de junio de 2002, repitió fórmula. Después del éxito obtenido con la venta de los sencillos de su anterior trabajo, el músico decidió editar un disco-libro con los cinco singles de Nunca el tiempo es perdido. Éste se llamó Nunca el tiempo es perdido - Los singles en incluía material inédito, temas en vivo y rarezas. La primera edición se agotó en apenas una semana.

    El estuche del álbum fue diseñado por Manolo, y contenía cinco CD-Singles, 22 cortes y fotos de la gira realizada durante el invierno de 2002. Como material inédito material se incluyeron los temas Justo en este momento -que originalmente salió como corte adicional del single comercial de Nunca el tiempo es perdido, la maqueta de Somos levedad, Carbón y ramas secas en acústico, Graná y Blues de la patilla que aparecen en sus versiones en vivo. Asimismo, se recopilaban algunas de las mejores grabaciones en vivo recogidas durante el tour diciembre 2001-mayo 2002.

    También apareció en los premios de la musica (2003) cantando a duo con Miguel Rios la mítica canción Insurrección.

    Manolo García ultima la grabación de su próximo álbum. Un disco que se empezó a gestar hace un año y medio y para el que los últimos seis meses han sido de trabajo intensivo.

    Este nuevo álbum, tercero en solitario después de terminar su aventura con El Último de la Fila, ha sido grabado a caballo entre Barcelona, Girona y Salvador de Bahía. Producido por el propio Manolo García, cuenta con las coproducciones de Pedro Javier González y Nacho Lesko en parte del disco.

    Para este trabajo, se ha rodeado de un plantel de músicos muy extenso, para ofrecer un disco ecléctico de mucho y muy variado colorido sonoro; un disco en el que las letras tienen un peso propio y significan otra vuelta de tuerca en el muy personal mundo del músico y compositor.

    La idea de Manolo García es presentar este disco a la vuelta del verano y, como ya es habitual en él, iniciar a la vez una gira de conciertos que, en este caso, tendrá dos partes entre las cuales realizaría una pequeña gira por Argentina, Méjico y otros países latinoamericanos. En esta primera parte de gira la intención de Manolo García es tocar en locales de aforo reducido (teatros, auditorios, etc..), supliendo cuando sea necesario con varias noches esa limitación de localidades. Al comienzo del siguiente verano, la gira se realizará en espacios al aire libre.

    También antes de que acabe el año, Manolo García publicará un libro con todas sus letras desde que empezó a componer con Los Rápidos hasta hoy y todos sus dibujos y pinturas realizados en estos años.


[Musica] - [Cine] - [Deporte]

Inicio
Alejandro Sanz | Alex Ubago
| Amaral | Anastacia | Antonio Orozco | Backstreet Boys | Beyoncé Knowles | Bon Jovi | Britney SpearsCarlos Vives | Chayanne | Christina Aguilera | David Bisbal | David DeMaria | El Canto del Loco | Eminem | Enrique IglesiasEros Ramazzotti | Estopa | Jennifer Lopez | Juanes | Kylie Minogue | La Oreja de Van Gogh | Laura Pausini | Luis Miguel | MadonnaManá | Manolo Garcia | Marc Anthony | Mariah Carey | Mónica Naranjo | 'N Sync | Natalia Oreiro | Operación Triunfo | Paulina Rubio | Ricky Martin | Robbie Williams | Shakira | Shania Twain | Sting | Thalia | The Corrs | U2 | Westlife